Lena Cronqvist es una artista sueca nacida en Karlstad en 1938. A menudo en sus cuadros muestra relaciones familiares complicadas con especial enfoque en temas como la infancia y la maternidad. Su manera directa de expresarse fascina a la par que golpea los sentimientos y emociones de las personas que contemplan sus cuadros.

"Todas mis pinturas tratan sobre la muerte" admite Lena en una entrevista. Ciertamente sus cuadros no dejan a nadie impasible. Eso sí, seguramente no te harán reír.

Su estilo en pintura mezcla el dramatismo, surrealismo y colorismo. Los motivos son escogidos del día a día dotados de una gran carga sicológica que aproxima peligrosamente al pánico a quienes admiran sus obras (probad a ver el cuadro que encabeza estas líneas en directo en el Museo de Värmland en Karlstad).

Los cuadros de Lena Cronqvist nos obligan a deternos y pensar. Conducen al observador a un diálogo interior no solo sobre sus experiencias personales sino también sobre fenómenos sociales actuales e históricos.